Nuestro cuerpo es la única posesión que nadie nos arrebatará en vida, si dedicamos esfuerzos en ganar dinero para comprar cosas bonitas (a veces inútiles), ¿por qué no dedicar parte de ese esfuerzo en cuidar un poco nuestro bien más preciado?. Que la natación es un deporte saludable es algo ya demostrado, pero si además de todos los fundamentales beneficios para la salud y para nuestro cerebro, le sumamos la posibilidad de conseguir vernos mejor frente al espejo, ya tenemos otra razón más para practicar.

EL CUERPO DEL DEPORTISTA

Aquel que emplea parte de su tiempo practicando algún tipo de actividad deportiva suele conseguir además de otros resultados, mejorar su apariencia física sin ser necesario machacarse en exceso para conseguirlo. Un cuerpo atlético se consigue realizando deporte, pero hay deportes con los que se consigue más fácilmente un físico más estético y equilibrado que con otros, la natación es uno de ellos.

EL CUERPO DEL NADADOR

Por suerte cualquiera, tenga el físico que tenga, puede practicar la natación al tratarse de un deporte donde prima la técnica. Es habitual ver en travesías como nadadores aparentemente menos “atléticos” pero con un buen estilo que probablemente hayan trabajado aunque fuese hace años, aventajan a otros cuya técnica deficiente no logran suplir con su físico. En cualquier caso la práctica de la natación mejorará siempre el tono muscular y la capacidad aeróbica de cualquiera que lo practique.

NADADOR VS OTROS DEPORTES

corredores_vs_nadadoresHace ya más de 10 años de la famosa publicación del fotógrafo neoyorquino, Howard Schatz,  en la que retrataba a diferentes atletas y en la que se podía observar la diferencia de los cuerpos esculpidos en uno u otro deporte. Todos los personajes retratados tenían en mayor o menor medida un cuerpo saludable fruto de la práctica de cada modalidad deportiva, pero en el caso de los nadadores se observaba especialmente un cuerpo más equilibrado en tren superior e inferior que por ejemplo el de los corredores;

Curiosamente también aparecía un triatleta, en la forma de su cuerpo se podía observar como su cuerpo había agradecido el trabajo de su tren superior en comparación con los que solo corrían largas distancias. Con los deportes de resistencia no solamente se consigue quemar calorías, también se tonifica, de hecho lo ideal para un deportista de resistencia es combinar el ejercicio de fuerza con la propia preparación de su disciplina, de lo que se beneficia toda su figura.

QUE HAY DEL SOBREPESO

Nos podemos encontrar con un pensamiento extendido entre aquellos que quieren perder peso; uno no adelgaza nadando. Probablemente este planteamiento erróneo es debido a que en general uno tiene la sensación de no estar sudando en el agua, sensación ficticia porque se suda igual que fuera de ella practicando otro deporte pero el hecho de estar “húmedo” constantemente hace que no tengamos esa sensación de “sudar”. Al final en una sesión de natación se pueden quemar entre 450 y 800 calorías, dependiendo de la intensidad y el volumen que le dediquemos por lo que sirve para adelgazar al mismo tiempo que tonificamos.

Bueno espero haberte convencido para poner en marcha la operación bikini 2016, seguiremos siendo feos ¡pero con cuerpazo!; Empieza a nadar YA!