Athletes await the start of the swimming leg of the Ironman Zurich Switzerland Triathlon in the waters of Lake Zurich July 28, 2013. REUTERS/Arnd Wiegmann (SWITZERLAND - Tags: SPORT TRIATHLON)

Las salidas en un triatlón o en una travesía de aguas abiertas dan a veces un poco de miedo sobre todo para el nadador inexperto.

Para acostumbrarnos al follón de las salidas podemos optar por entrenar como recomiendan en este anuncio americano;

Pero también podemos optar por otra solución menos drástica; empezar desde atrás en las primeras travesías o triatlones en los que participemos y sobre todo, practicar la técnica de entrada para empezar con la mayor confianza. Cuanto mayor sea nuestra confianza y seguridad, menos posibilidades tendremos de sufrir algún percance en el inicio de la prueba.

La técnica de entrada

Habitualmente si este tipo de pruebas se realizan en el mar, Los participantes comienzan arrancando desde la orilla así que lo normal es que nos encontremos primero una zona con poca profundidad, en donde tendremos que realizar la técnica heredada de los profesionales del salvamento acuático que consiste en levantar las rodillas y “lanzar” el tobillo al exterior, esta técnica la utilizaremos hasta que el agua nos cubra las rodillas.

Una vez no podamos “saltar” sobre el agua y hasta que el agua nos llegue a la cintura, haremos la técnica de “delfín” saltando de cabeza con los brazos extendidos hacia adelante y ayudándonos a impulsarnos al tocar el fondo con las manos. Si hay olas es conveniente coordinar nuestro movimiento tratando de saltarlas o de pasar por debajo antes de que rompan.

En el siguiente vídeo podemos ver y entender mejor ambas técnicas.

La previa

Si fuese posible antes de la salida es conveniente calentar, si entramos en el agua y nadamos un poco estaremos más activos y preparados para el “estresante” inicio.

También es conveniente entrar y salir del agua previamente a la carrera para “medir” las zonas en donde vamos a saltar, a hacer el “delfín” o a nadar. En ocasiones también hay “baches” que conviene haber ubicado con antelación.

El entrenamiento

La técnica de entrada la debemos practicar en la playa si tenemos ocasión de hacerlo, si no, lo podemos practicar en piscina en donde además de la técnica (el delfín lo podemos practicar en el vaso infantil) podemos aprovechar para acostumbrarnos a esa subida de pulsaciones inicial haciendo series de 100, en donde los primeros 25 los haremos a tope y los siguientes rápidos pero a un ritmo menor.

Preparémonos pues para ese inicio y empecemos con buenas sensaciones, no olvidemos que se trata de disfrutar.