nadador

Para empezar el año con buen pie, vamos a ver un ejemplo de una útil práctica en piscina que nos servirá para ejercitar como mantener nuestra concentración a la vez que vamos cogiendo forma. El objetivo es mantener un nado consistente y con buena técnica por el mayor tiempo posible

 Práctica mantenimiento consistencia

Tras un calentamiento a base de ejercicios y nado apoyados en puntos de atención, realizaríamos las siguientes series (descansos de 20-30 segundos) en la parte principal del entrenamiento;

  • 4 x 100
  • 3 x 200
  • 2 x 300
  • 1 x 400

Trataremos de mantener un rango de no más de 3-4 brazadas situándonos en la “Zona verde” según cuadro de brazadas aconsejadas.

Si nos cuesta mantener la concentración por el cansancio y en consecuencia incrementamos más de cuatro brazadas en las series más largas, tal vez no estemos preparados para este planteamiento y debamos irnos a una sesión con el mismo objetivo y metros pero series más cortas;

4x(4×25,3×50,2×75,1×100)

Hacer series más largas solo nos supone beneficios si somos capaces de hacerlas manteniendo un objetivo claro como trabajar puntos de atención o alterar mínimamente nuestra brazada y mantener un nado consistente.

Si por el contrario somos capaces de realizar bien el ejercicio y queremos darle un mayor grado de dificultad, podemos repetir estas series restringiendo el rango de brazadas a solo 3 en lugar de 4 o reduciendo los descansos entre series.

También podemos repetir la sesión y añadirle dificultad usando un “Tempo trainer” con el objetivo de asegurarnos el mantener un ritmo constante en cada serie y reducir lo menos posible el ritmo al aumentar la distancia para hacerla “más difícil todavía”.

Por ejemplo, podemos empezar ralentizando 0.02 seg/brazada cada vez que aumentemos la distancia;

Ej; 100 a 1.20, 200 a 1.22, 300 a 1.24, 400 a 1.26.

Si logramos mantener las brazadas por largo a esos ritmos, podemos repetirla de nuevo ralentizando solo .01 segundos la brazada en cada distancia;

Ej; 100 a 1.20, 200 a 1.21, 300 a 1.22, 400 a 1.23.

Un tercer paso sería mantener el tempo invariable en toda la práctica.

Todos estos incrementos “medibles” nos asegurarán que vamos mejorando nuestra capacidad para nadar cada vez distancias mayores eficientemente.

Saludos..