Ya se han acabado las olimpiadas y si en cuanto a la propia competición de natación se refiere, han ocurrido muchas cosas y se han cumplido todas las expectativas, la natación también ha sido noticia por otras historias curiosas historias que vamos a recordar para poner el punto y final a esta gran cita de la natación.

 La Heroína

Yusra

Probablemente la historia que haya conseguido conmover más a todos es la de Yusra Mardini, la nadadora que salvó su vida y la del resto de refugiados que se dirigían en bote desde Siria hasta la isla de Lesbos en Grecia. Durante ese trayecto no tuvo más remedio para poner a los pasajeros a salvo, que remolcar la embarcación ayudada de su hermana y otros dos pasajeros que también sabían nadar, como ella misma recuerda; “agarrada a una cuerda de la embarcación mientras movía las piernas”. Hoy, entrena junto a su hermana en un club de Berlín y ha participado en las olimpiadas representando al equipo de atletas refigiados, compitiendo en 100 metros libres y mariposa, donde incluso ganó su serie en las eliminatorias aunque no consiguiese clasificacióncon. No era la primera vez que competía al máximo nivel, Yusra ya compitió en el mundial de Turquía en 2012 representando al país del que tuvo que huir, allí pasó desapercibida, esta vez su inspiradora historia la ha hecho protagonista, ”nunca hay que rendirse” decía esta luchadora dando lecciones con tan solo 18 años.

Que te den

canadiense

Hace tiempo que podemos observar a un nadador canadiense, Santo Condorelli,  que hace gesto a la grada justo antes de competir; con el puño cerrado levanta el dedo corazón dirigiéndose al público. Este gesto podría parecer un feo desprecio hacia el público presente incluso Santo ha llegado a tener que pedir perdón por hacerlo frente a la cámara que le grababa, pero tiene su explicación; en realidad es un gesto hacia su padre, pero un gesto de complicidad, cada nadador tiene su ritual previo y este es el de Santo, que hace ese gesto a su padre para dandole a entender que esta preparado, su padre se lo devuelve y a nosotros nos parece perfecto.

El Enchufado

Kirtos

Podría parece que el nadador de guinea ecuatorial Robel Kiros representaba el “espíritu olímpico” casi como en su día hizo Eric Mousambani en las anteriores olimpiadas pero por las informaciones que aparecieron durante los juegos, todo apuntó a que no, a que se trataba simplemente de un “enchufado”. Robel Kiros Habte es hijo del presidente de la federación etíope de natación y para muchos su participación (incluso fué el abanderado de su país) ha sido una muestra de “racismo, favoritismo e incompetencia” tal y como expresaba algún paisano en Twitter. También recibió quejas su estado físico con un claro sobrepeso, que Robel justificó por una enfermedad pero que le costó el apodo en las redes de Robel “la ballena” y que llevó a muchos de sus paisanos a expresar su malestar por no sentirse representados por el nadador etíope.

Las sombras del dopaje

Efimovas

Tras hacerse con la plata en los 100 braza femeninos, la nadadora rusa Yulia Yefimova recibió un buen abucheo por parte del público que asistía a la piscina, los motivos eran las sospechas de que esta nadadora hacía trampas, no en vano fué repescada a última hora tras levantarse la sanción que recaía sobre ella por consumo de sustancias dopantes. Incluso el propio Michael Phelps criticó que se le dejase competir con sus antecedentes. Posteriormente se hacía de nuevo con la plata en los 200. También volaron sobre el propio Sun Yang las sombras del dopaje y varios de sus rivales dudaron de su honestidad. Es indudable que los tramposos deben ser apartados pero por otro lado las normas son las que son y están para cumplirse, si no son suficientemente duras habrán de serlo, también es cierto que tanto Yulia como Sun han trabajado duro para estar allí.

El misterio de la piscina mutante

Piscinamutante

El 9 de Agosto de la noche a la mañana la piscina de competición de saltos cambió su color y se volvió verde sin un motivo claro, el color del agua contrastaba con su hermana mayor que permanecía con su habitual azul. Se dió todo tipo de explicaciones, que si un alga, una bacteria, el exceso de nadadores, el peróxido de oxígeno derramado por un contratista… el caso es que incluso hubo quejas incluso del mal olor del agua, al final las competiciones tuvieron lugar sin incidentes pero el misterio quedó sin resolver, tal vez Iker Jiménez algún día hable de ello.

El curioso caso de Ryan Lochte

 

lochter

Además de Michael Phelps, había otra leyenda en el equipo americano de natación, de hecho es el segundo nadador americano que mas medallas olímpicas posee tras el tiburón de Baltimore, se trata de Ryan Lochte, el neoyorkino que esta vez no se llevó medallas en competición individual pero sí en relevos con su equipo, se vió involucrado en una inversímil historia que aún nadie ni él mismo han conseguido aclarar ni justificar de manera coherente. Lochte sorpendió un día contando que había sufrido un atraco a mano armada y posteriormente se demostró con grabaciones en vídeo que lo que ocurrió realmente fue que tras una noche de juerga fueron recriminados por los vigilantes de seguridad de una gasolinara por destrozar los aseos de una gasolinera. Lochte pidió perdón públicamente mientras sus compañeros de equipo también involucrados eran retenidos por la policía brasileña. La única explicación que puede arrojar algo de luz es que sus declaraciones las hiciera todavía ebrio, en cualquier caso, a Ryan Lochte ha pasado por esta absurda historia de ser un ídolo a convertirse en objeto de burla y crítica por parte de la mayoría de la opinión pública, además de perder los patrocinios de Speedo, Ralph Lauren, Gillete o Gatorade. En definitiva, una noche de pedo que al final le salió muy cara.

¡Cosas que pasan!, va a ser verdad que los nadadores estamos un poco “tocados”…