Mejorar en natación ha de ser siempre el objetivo de cualquiera que se meta en el agua a nadar, pero no sólo para competir (de hecho la gran mayoría de nadadores no compite) sino para nadar más cómodo, más distancia, o simplemente disfrutar más. Lo primero que debemos hacer es aprender una buena base técnica y poco a poco ir avanzando para conseguir nadar mayores distancias, más rápido, etc.., mejorar tiene su proceso.

Inicialmente la curva de aprendizaje es muy pronunciada, eso sí, una vez das con un buen método (como el nuestro ;)). Simplemente con mejorar en ciertos aspectos claves conseguirás dar un vuelco total a tu estilo para media-larga distancia (la gran mayoria de nadadores somos fondistas).

Una vez resueltos tus mayores problemas técnicos, la curva de aprendizaje se suele ralentizar y conseguir objetivos “palpables” puliendo aspectos técnicos más avanzados o entrenando la capacidad aeróbica, puede parecer a priori difícil a corto plazo, esto tiene su explicación.

Primero conviene recordar que alcanzar la “maestría” en cualquier actividad requiere de mucha práctica, se dice que hasta que se necesitan al menos 10.000 horas para alcanzarla.. También hay que tener en cuenta que aumentar la velocidad o mantener una buena velocidad constante, supone vencer la opsición del agua, un elemento 800 veces mas denso que el aire. Nada tiene que ver con correr más rápido, es mucho más complicado, y no solo es una cuestión de esfuerzo, también de técnica y de mantenerla, mejorar es mas duro, pero a la vez.. ¡más divertido!.

Por otro lado también esta demostrado que en el proceso de mejora de cualquier actividad que nos pueda llevar a alcanzar la maestría, los resultados no se van produciendo gradualmente al ritmo al que practicamos, sino que se van alternando las mejoras con periodos de tiempo más o menos largos en el que no se mejora (las mesetas del grafico más abajo). Es ahí donde sólo los “valientes” aguantan, a la larga ya llegará esa mejora y subirán al siguiente escalon, al siguiente nivel.

Dado que esas 10000 horas parecen muchos y las mesetas” o periodos de estancamiento se van a suceder a lo largo de tu “proceso de mejora”, la clave es sencilla; Disfrutar de ese proceso, no pensar en el fín tanto como realmente vivir proceso y aprender a disfrutar de él, día a día. Al fín y al cabo vamos a pasar tiempo practicando, disfrutando de esta practica, del proceso en sí mismo, es como realmente le sacaremos el gran beneficio a nuestro esfuerzo y afición por la natación, Así que ya sabes..