Las mejores gafas de natación

Nadar es un deporte barato, si acaso los que no tienen la suerte de poder nadar en el mar que es gratis han de pagar un abono por entrar a una piscina. En cuanto a equipación solo hace falta un bañador, un gorro y unas gafas; sin bañador y sin gorro podemos nadar crol perfectamente (sin que haya nadie delante claro) pero sin gafas no, por eso tal vez sea este el elemento al que hemos de prestar más atención. Elegir un modelo ideal para nosotros nos ayudará a disfrutar aún más de nadar y es importante hacer una buena elección para nadar con comodidad, así que vamos a intentar ayudarte a elegir las mejores gafas de natación. Lo primero que se ha de distinguir son los tipos de gafas que hay en el mercado, dentro de cada tipo hay infinidades de modelos aunque te vamos a recomendar aquí, aquellas gafas de natación que más convencen

Tipos de gafas de natación

Existen fundamentalmente tres tipos de gafas de natación; Máscara, “polivalentes”, de competición y suecas, dentro de cada grupo hay una serie de modelos con bastante éxito que suelen funcionar muy bien para mucha gente por lo que es probable que entre estos modelos esté la gafa que buscamos;

Nada facil y sin esfuerzo

Las de máscara

Primas-hermanas de las gafas de bucear, ofrecen una visión amplia y existen modelos que se ajustan bastante bien con una gran pieza de silicona. Terry Laughlin, fundador de Total Immersion habitualmente usa unas Aquasphere Seal, las Speedo Rift es también otro modelo que se encuentra fácilmente.

 

Las “polivalentes”

Las gafas de nadar más comunes son aquellas en las que existe una zona de contacto de silicona más o menos adaptable y cómoda dependiendo del modelo, son las más comunes y hay una innumerable cantidad de modelos, incluso algunos ofrecen versiones con lente espejada oscurecida o polarizada. Para nadar en el mar en una travesía o triatlón son una elección acertada por permitir una visión amplia y para minimizar así las consecuencias de un golpe al inicio de la competición. Los modelos generalmente recomendados y más utilizados son las zoggs predator las speedo vanquisher y las aquasphere kaiman.

 

Las de competición

Realemente estas gafas de natación difieren poco de las llamadas “polivalentes”, al igual que estas, disponen de un cuerpo duro de plástico y de un apoyo de silicona, aunque lo que las hace diferentes es que al ser más pequeñas suelen ser más hidrodinámicas, y suelen ser los modelos más “tope de gama” que promueven las marcas, de hecho estos modelos son los que usan los nadadores que podemos ven en unas olimpiadas o munidales. Phelps por ejemplo, usaba una Speedo Speedsocket hasta que se unió a Aquasphere para crear su propia marca

Las gafas suecas

Estas clásicas gafas, tienen algo menos de visibilidad aunque son bastante ligeras y cómodas si se ajustan bien. Este tipo de gafas suele ser el modelo elegido por los nadadores experimentados en piscina. Habitualmente fabricadas en su totalidad con policarbonato con hilo en el puente para unir ambas piezas, en algún modelo viene provisto de una pequeña banda de silicona en la base para un mejor ajuste. Sun Yang, campeón del mundo de 1500 solía usar unas arena AGL-1100, pero dado que es una gafa bastante estandarizada y simple, los modelos de diferentes marcas suelen ser bastante parecidos. Se pueden conseguir en cualquier tienda o centro comercial a bajos precios.

Gafas graduadas

Con casi todos los modelos anteriores, existe la posibilidad de graduarlas, al igual que ocurre con las gafas convencionales, se pueden corregir los defectos visuales con el tratamiento adecuado.

Problemas habituales de las gafas

Independientemente del modelo casi todos los nadadores suelen tener problemas de empañamiento en el cristal. Algunas gafas vienen con un recubrimiento anti-vaho que suele durar poco, sobre todo si la lente entra en contacto con el cloro, o las tocamos con los dedos o la toalla, algo bastante probable. La soluciones habituales pasan por usar un antivaho en spray o incluso utilizar otras sustancias como jabón lavavajillas, champú de bebé o incluso la propia saliva en muy pequeña cantidad para crear una pequeña película en la lente y luego aclarar.

La elección

Eligiendo un modelo fiable y reconocido nos equivocaremos menos pero para elegir la gafa adecuada lo ideal es probárnosla, pero no solo en la tienda comprobando la adaptabilidad y el efecto ventosa cuando nos las colocamos sin cinta sobre los ojos, sino también probándola en la piscina, esto es algo complicado si no nos dejan devolver las gafas después de usarlas (es lo habitual y es razonable) así que si es posible pedir que nos dejen probar por un largo o dos las suyas a cualquiera de nuestros compañeros nadadores sería muy recomendable.

El mantenimiento

Una vez elegimos el modelo hemos de tener en cuenta el “mantenimiento”, como cualquier objeto las gafas se desgastan y es aconsejable un cuidado de las mismas para que nos duren el máximo tiempo posible, al fin y al cabo, en el momento que se rompan nos compraremos las mismas así que tampoco disfrutaremos del momento consumista (actividad con poco flujo…) de comprar unas mejores y más bonitas. Eso sí, antes de tirar el modelo viejo, podemos reciclar aquellas partes de él que nos puedan servir como repuesto como la cinta elástica o el puente si aún se encuentran en buen estado, por si tuviésemos que usarlos para las próximas.

En nuestra mochila de natación es conveniente llevarlas en una funda o en su ausencia colocarlas dentro del gorro de nadar para protegerlas. Y conviene enjuagarlas con cuidado para quitarles la suciedad del cloro o de la sal tras cada uso.

Recomendaciones

Llevar un par de gafas de natación en la mochila es una práctica muy recomendable para que no te estropee tu sesión de natación ya estés en el mar en piscina o en una sesión de nuestros cursos de natación.

En competición, ya sea una travesía o triatlón es recomendable no usar unas gafas que no se hayan usado antes para que no te estropee la fiesta.

En conclusión, las mejores gafas de natación son con las que vayamos más cómodos y menos problemas nos den, espero que con este artículo te haya dado alguna pista para encontrar tus gafas con las que disfrutar aún más de la natación, y tú ¿cual usas? cuéntanoslo aquí debajo, tu experiencia puede ayudar a otros nadadores