Vamos a ver en este post el ejercicio de “patinaje” o máximo deslizamiento. Esta es la posición mas hidrodinámica que conseguiremos en toda la secuencia de nuestra natación, realmente es una “foto” de un momento de esa secuencia. Cuando nadamos nos trasladamos rítmicamente a esta posición de un lado y del otro aprovechando el peso para rotar, relajados y con el mínimo esfuezo posible.
En ese momento de máximo deslizamiento, esa posición hidrodinámica unida a un buen equilíbrio nos permitirá deslizar fruto de la propulsión que hemos imprimido, cuanto mayor sea nuestro deslizamiento en esta posición, más eficiente será nuestra natación, pues estaremos convirtiendo mas energía propulsora en desplazamiento hacia adelante.

COMO HACERLO

Empezaremos el ejercicio partiendo de la posición de máximo equilíbrio y a continuación llevaremos la palma de la mano y el antebrazo suavemente hacia atrás al tiempo que rotamos nuestro cuerpo dejando asomar un hombro y con el brazo contrario extendido hacia adelante.


El ejercicio lo haremos en repeticiones de 5-6 segundos para relajar las piernas y respirar. El ejercicio no es un ejercicio de patada, sólo la damos para generar algo de impulso, nos hemos de centrar en la postura y no en la patada.
Para respirar tenemos tres opciones; La primera sería pararnos, tomar aire y empezar de nuevo, pero si no queremos parar porque estamos en una calle de 25 m, podemos ir al punto dulce (boca arriba con cierta inclinación) para tomar aire y volver a repetirlo hacia el otro lado. Otra opción es utilizar un snorkel frontal y respirar cuando necesitemos. La respiración no es un objetivo del ejercicio, es algo que hemos de hacer para realizar el ejercicio correctamente y lo más relajados posible.
Cuando realizemos el ejercicio nos centraremos en los siguientes puntos de atención (primero uno y conforme vayamos cogiendo soltura, añadiendo el resto);
– Cabeza alineada con espina dorsal, mirando hacia abajo y relajada, dejando que el peso sea aguantado por el agua como si esta fuera una almohada.
– Brazos en línea conlos hombros y palmas de las manos relajadas.
– El brazo extendido marca la alineaciónde todo el cuerpo.
– Piernas hidrodinámicas, minimizar movimientos y que estos sean compactos relajados y fluídos.
Poco a poco y para trasladar las sensaciones del ejercicio a nuestra natación podemos realizar tres o cuatro brazadas tras el ejercicio.

 

A practicar..