No nos engañemos, aunque una sociedad que admira a “los mejores” nos lo haya inculcado, el hecho de ser mejor que los demás, no es realmente lo que nos hará sentirnos mejor, lo que realmente nos hará disfrutar es la calidad de la experiencia, tratar de mejorar día a día pero disfrutando siempre.

Cometer el error de compararnos obsesivamente con los demás solo mermará tu autoestima porque casi siempre saldrás mal parado;

  • pulsoSi aún no sabes nadar, en cualquier piscina habrá nadadores que ya sepan y que sean mejores que tú.
  • Si ya sabes lo que hay que hacer para nadar bien, habrán nadadores que además de saber, hayan practicado mucho más que tú y por tanto sepan nadar más y mejor.
  • Si has practicado mucho, habrán nadadores que hayan practicado más aún y/o que tengan más tiempo que tú para practicar y por tanto que sean mejores que tú.
  • Si compites a nivel amateur en travesía/triatlón y/o en master en piscina y tienes un nivel medio habrá nadadores con un nivel alto que sean mejores que tú en cualquier competición a la que te presentes, tu clasificación dependerá de lo concurrida o no de esa competición y del nivel de los participantes.
  • Si compites a nivel amateur travesía/triatlón y/o en master en piscina y tienes un nivel medio-alto, habrá nadadores mejores que tú como aquellos que se han dedicado desde pequeñitos a competir y llevan muchos kms de prácticas a sus espaldas, puede que quedes arriba en una competición amateur pero siempre detrás de aquellos que nadan compitiendo desde chiquillos.
  • Si compites a nivel amateur travesía/triatlón y/o en master en piscina y tienes un nivel muy alto, habrá nadadores mejores que tú, sobre todo si le da por presentarse a esa prueba cualquier nadador profesional o exprofesional, si la ganas será porque has tenido suerte y alguno de estos no se han presentado.
  • Si eres nadador profesional y compites a nivel regional, habrá nadadores que compitan a nivel nacional mejores, si lo haces a nivel nacional habrán nadadores internacionales mejores, si compites en las olimpiadas y tienes la suerte de tener un físico (olvídate si eres bajito) que te permita ser el mejor puede que haya habido alguien mejor que tenga el record del mundo que no hayas batido, si logras batir el record del mundo enhorabuena! Ya saldrás ganando cuando te compares con los demás.

Esto es lo que ocurre cuando nos comparamos, tendemos a mirar al de arriba sin darnos cuenta de lo que conseguimos cuando habría que enfocarlo de otra manera;

  • Si sabes un mínimo de técnica y practicas ya serás mejor que el 80-90% de nadadores que te encuentras en cualquier piscina pues el nivel actual medio que se observa en cualquier piscina es bastante mediocre dada la tendencia general a despreciar el proceso de aprendizaje de la técnica de natación. Si te presentas a una competición amateur travesía/triatlón ya serás mejor que el 50% de la población que no hace deporte, además entre un 95-99% no están capacitados para ni si quiera terminar una prueba de este tipo.

En cualquier caso, lo más inteligente para conseguir disfrutar es, no obsesionarnos en ser mejores que los demás, mirarnos a nosotros mismos, por cierto algo en lo que están de acuerdo también los atletas de élite.

Empezaremos por establecernos una meta general y tantas submetas realistas como sea posible e iremos superándolas, con ello ya conseguimos sin frustración, el regocijo de sobrepasar constantemente nuestros propios límites, algo que ya de por sí es una inagotable fuente de disfrute.