fases-para-ser-un-pezPara un correcto, eficiente y rápido aprendizaje de la natación, a grandes rasgos existen cuatro fases por las que hay que ir pasando;

FASE 1 “DANDO FORMA A LA EMBARCACIÓN”

Esta primera fase es la que tiene una curva de aprendizaje más pronunciada, se puede ganar una alta eficiencia y un estilo fluído y eficaz en pocas semanas cambiando únicamente nuestra manera de enfocar la natación y a través de corregir movimientos con sencillos ejercicios (p. ej. deslizamiento supermán, patinaje, cambio subacuático, recobro compacto, etc..)

En esta fase comenzamos a dejar de “luchar contra el agua” aprendiendo una serie de habilidades que a través de los ejercicios vamos implantando en nuestro estilo.
La importancia de los ejercicios en esta fase es clave para implantar esas nuevas habilidades en nuestro estilo pero no solo se trata de hacer ejercicios una y otra vez, se trata de hacerlos bien centrandonos en diversos puntos de atención y de ir trasladándolos poco a poco a nuestro estilo.

Por ejemplo se puede empezar haciendo largos de ejercicios alternándolos con brazada completa o en el mismo largo hacer un ejercicio + dos o tres brazadas y ejercicio de nuevo, etc.. siempre con la mente puesta en lo que estamos haciendo y utilizando uno o varios puntos de atención. Tras los ejercicios podemos hacer una o varias escaleras (4×25+3×50+2×75+1×100) manteniendo los puntos de atención que hemos utilizado en los ejercicios tratando de trasladar sensaciones de los ejercicios a la natación.

FASE 2 EFICIENCIA EN LA BRAZADA

Una vez tenemos las bases de una natación eficaz, en esta fase ya empezamos a valorar la eficiencia conseguida y a acercarnos a un nivel de eficiencia mínimo con el que trabajar y mejorar, para ello se trabajará la longitud de brazada.

La longitud de brazada la medimos fácilmente contando las brazadas que damos por largo y comprobando si esta dentro de lo razonable en función de nuestra altura (dentro de la “zona verde” tal y como veíamos en este post anterior ). Se puede trabajar también como en la anterior fase con el ejercicio en escalera (4×25+3×50+2×75+1×100) esta vez con el objetivo de conseguir mantener un determinado número de brazadas por largo.

Una vez consigamos estar dentro de esos valores significará que estamos consiguiendo una longitud de brazada de entre un 55% y un 70% de nuestra altura, ahora ya podremos en la siguiente fase añadir grados de dificultad.

FASE 3 CRECIMIENTO

Una vez hemos alcanzado la “zona verde” o un número de brazadas por largo acordes a nuestra envergadura, en esta fase iremos añadiendo ciertos parámetros a nuestro entrenamiento que nos hará ser mas eficientes y rápidos.

Tratando siempre de mantener nuestro rango de brazadas incrementaremos las distancias de las series que nadamos, reduciremos los tiempos de descanso o aumentaremos frecuencia de brazada (para ello nos ayudara el “tempo trainer”). Conforme vayamos entrenando, cada vez nadaremos mas distancias, mejor y más rápido siempre manteniendo y mejorando nuestra técnica a través de realizar siempre los entrenamientos concentrados en nuestros movimientos.

FASE 4 KAIZEN

Proveniente del japonés (改善), kaizen significa en castellano “mejora contínua” y esta fase dura siempre ya que siempre es posible mejorar algo. Independientemente del nivel que hayamos adquirido, siempre existe la posibilidad de mejorarlo, esta filosofía no solamente es válida para la natación…

sayōnara..