Como introducción a este post en el que trataremos de aclarar dudas sobre el deslizamiento en natación, expongo a continuación la consulta de Nora, nadadora argentina afincada en Alemania, seguidora de nadarbien® y que ha inspirado este artículo
“Hola Bernardo, también miro este blog de los australianos, donde están muy en contra del overgliding en general y dicen que Shinji en su famoso video usa el overgliding.  Al mirar ese video de Shinji, el estilo me parece muy como el tuyo. En general me interesaría saber que opinas de esto. Vos no aconsejas el overgliding, pero siempre me pregunto como evitarlo, aunque una vez me tomé el tiempo con el finis de cada brazada y no parecían tan lentas. Bueno, si tenés ganas y tiempo, en algún momento, me podes comentar que opinas”

Conozco ese artículo al que hace referencia Nora, es muy interesante y como buenos amantes de la técnica de natación estamos al día de las acusaciones de “sobredeslizamiento” que siempre ha hecho la metodología australiana “Swimsmooth” contra la metodología de “Total Immersion”. Mostrando primero nuestra admiración a todos los compañeros que tratan de aportar para la evolución del conocimiento técnico en este deporte, te voy a dar nuestro el punto de vista de nadarbien® que tiene influencias de ambas metodologías y también discrepancias.

Deslizando en aguas abiertas

En ese artículo sobre el cruce al canal de Rottnest de 20 Kms, Paul Newsome (“swimsmooth”) analiza el nado de Shinji (“Total Immersion”) y argumenta sus razones por las que él consigue nadar a 1 min:35 seg/100m mientras que Shinji nada a 3min/100m. Entre las razones que da, habla de sobredeslizamiento. Coincidiendo con la importancia que se le ha de dar a evitarlo, discrepo de que Shinji sea como ellos llaman un “overglider”, más abajo te explicaré porqué. Primero vamos a analizar el nado de Shinji y Paul en esa competición. 

Bajo nuestro punto de vista, y por los motivos que te expondré, la clave de la diferencia entre un nadador y otro durante esa competición es la frecuencia manteniendo la técnica, eso es por lo que uno se dispara y el otro no.

Primero creo que se debería contextualizar a un nadador y al otro. Paul es un nadador con pasado competitivo desde su niñez y no se puede comparar con Shinji. El japonés es un nadador “amateur”, como la mayoría de nadadores que probablemente lean este artículo, de una clase excelente pero que empezó a nadar bien tarde y que probablemente ha dedicado en su vida muchísimas menos horas que Paul y eso se nota. 

Un reto como ese de 20 Kms añadiendo las duras condiciones que parece que había en los vídeos, es un gran desafío y un nadador con preparación, con muchos Kms de entrenamiento a sus espaldas puede conseguir una gran frecuencia de brazada manteniendo una longitud de brazada alta, eso marca las diferencias. Para conseguir nadar con esa frecuencia manteniendo casi intacta la longitud de brazada, no sólamente hay que mantener la técnica (que también), sino que hay que hacer largas sesiones de entrenamiento con intensas series de velocidad. Así Mientras Paul en esos vídeos realiza una brazada cada 0,81 seg de media, Shinji tarda una media de 1 seg. Su fase de desaceleración es mucho mayor claro, pero no porque la alargue, sino por el tiempo que emplea en realizar cada brazada. Esa frecuencia de brazada hace que la diferencia de velocidad entre uno y otro sea aún mayor en aguas abiertas revueltas y con corrientes en contra, pues la fase de desaceleración es mucho más radical.

A continuación veremos unos esquemas para entenderlo mejor, también es recomendable volver a este antiguo post del blog.

Este sería un esquema de fases de aceleración y desaceleración y su influencuia en la velocidad

aceleración nadarbien

¡Ojo!, es solo un esquema, como veremos más adelante, el % de tiempo en fase de aceleración suele ser mayor que en fase de deceleración)

Esta claro que entre un nadador con un frecuencia de brazada alta y otro con una muy baja y la misma longitud de brazada, hay muchas horas de trabajo. Pero hay que ir paso a paso, en nuestra metodología de nadarbien® lo primero que hacemos es preocuparnos en conseguir una buena longitud de brazada siempre con unos % de fase de deslizamiento y propulsión (lo veremos más abajo), una vez conseguida ya habrá tiempo de elevar elevar esa frecuencia. Primero andar, luego correr.

Debemos de llevar cuidado al comparar videos de nadadores profesionales con nuestros propios vídeos, no tiene nada que ver. Si queremos ponernos a los atletas de élite como referencia, lo que habríamos de hacer es comparar vídeos de nadadores profesionales nadando a nuestra frecuencia. Es difícil encontrar esos vídeos, aquí tienes uno de Michael Phelps con una frecuencia baja;

 

Pero si no podemos evitar admirar vídeos de competición, dos de los nadadores que mas se acercan al estilo nadarbien® son Sun yang


y Mack horton

Deslizamiento y sobredeslizamiento

La fase de deslizamiento es la fase en que, tras la propulsión, se realiza la fase aérea de la brazada y el nadador se posiciona para propulsarse de nuevo. Aclaremos que la fase de deslizamiento es una fase más de la brazada y en la que más hay que incidir ya que se ha de aprovechar que no consume energía y hacer los gestos técnicos más eficaces para continuar en posición hidrodinámica evitando al máximo la deceleración. Pero esa importancia no hace que haya que alargar esa fase, eso es distinto. Ese es uno de los matices en los que tal vez se debería de incidir en metodologías como la de “total Immersion”. Es fundamental la búsqueda de las mínimas brazadas, pero no se trata de alargar la fase de deslizamiento (a no ser que sea el objetivo del ejercicio), sino a hacer las distintas fases con la mejor coordinación, hidrodinámica, etc.., sólo así conseguiremos esa “brazada larga”. Hay que avanzar lo máximo con cada brazada sin que eso nos ralentice. Si se alarga esa fase de deslizamiento, se alarga la deceleración y la velocidad decrece exponencialmente con el tiempo. Brazada de gran recorrido, sí, pero con ritmo.

Una vez aclarado esto y en cuanto a la acusación de sobredeslizamiento hacia Shinji, aunque sea el problema de muchos nadadores, no parece que ese sea su problema.

En el famoso vídeo de Shinji nadando en piscina pasa un 35% del tiempo de su brazada en esa fase de deslizamiento. Para que te hagas una idea lo voy a comparar con mis vídeos de nado de nuestro curso online y el vídeo de Sun Yang batiendo el record del mundo. 

En el caso de Sun, pasa un 38% del tiempo en esa fase de “deslizamiento” (incluso porcentualmente mas que Sun) y en el mío un 34%. 

Todos tenemos algo en común, pasamos un % de tiempo similar en fase de deslizamiento.

Pero la gran diferencia está en la frecuencia de brazada o en el tiempo en que cada uno emplea para dar una brazada, mientras Sun lo hace en 0,9 seg, Shinji lo hace en 1,27 seg. y yo en 1,10 seg, ahí está la clave. A esto hay que unir el último gran factor de la ecuación, la longitud de brazada. El grán mérito de Sun es que su brazada a pesar de hacerla en mucho menos tiempo recorre una distancia similar o mayor (longitud de brazada) de la que conseguimos Shinji o yo.

Lo que hemos de hacer es mantener una proporción adecuada entre fase de deslizamiento y fase propulsiva, lo mejor es grabarte y analizarlo en vídeo. No dejes nunca el brazo quieto, no te quedes esperando relajada más tiempo del debido, no alrgues la brazada a base de dejarte deslizar en esa fase de deslizamiento. El cuerpo siempre ha de estar en movimiento, aunque lo interesante y bonito es que todas las partes del cuerpo se mueven pero a diferentes velocidades en las distintas fases de la natación. Se puede nadar más relajad@ o mas intensamente con mayor frecuencia de brazada pero siempre manteniendo una proporción adecuada sin “sobredeslizar”.

 Para conseguir el record del mundo ya habría que trasladar esa proporción adecuada entre fases propulsivas y de deslizamiento a una frecuencia de brazada muy alta manteniendo siempre la longitud de brazada. Además de entrenar muy concentrado en los movimientos requiere un estado físico y un volumen de entrenamiento que sólo los profesionales se pueden permitir, de ahí que obviamente los nadadores amateurs nunca podrán conseguir una medalla olímpica por mucha técnica que adquieran. La buena noticia es que con un nado eficiente si se podrán poner retos realistas y cumplirlos, pero sobre todo disfrutarán de la natación, al fin y al cabo, ¿No es ese el objetivo Nº1?